Candela Vetrano: “Muchas mujeres todavía creen que necesitan de un hombre para tener un futuro”

En este último tiempo, el movimiento feminista tomó un fuerte impulso en nuestro país a partir de la lucha por la despenalización del aborto y contra la violencia de género.

En definitiva, temas que lamentablemente arrastra nuestra sociedad desde finales de la década del ’30, donde está ambientada Argentina, tierra de amor y venganza, la ficción éxito de El Trece.

Una de esas historias tiene como protagonista a Anna, el personaje encarnado por Candela Vetrano, quien espera un hijo producto de una relación con un hombre casado e intenta terminar con ese embarazo de manera clandestina.

Mi personaje me atrajo desde el minuto uno, porque obviamente lo primero que me dijeron era que arrancaba embarazada, y por el momento en el que estamos me parecía muy interesante contar eso, de una jovencita que queda embarazada de un amor no correspondido, de un hombre que está casado”, arrancó la actriz.

“Sobre todo me pareció interesante el hecho de contar que ella aborta y que el aborto sale mal. Entonces sigue con el embarazo, cosas que pasaban en esa época y ahora siguen pasando, pero sobre todo en esa época donde todo era más tabú y la mujer embarazada y soltera tenía una condena social muy grande”, agregó al respecto.

“Lo que más me interesa del personaje es que es muy poco previsible, hay muchas cosas que pasan en la historia que a medida que las iba leyendo me llamaban mucho la atención. Sobre todo eso, una chica que más allá de estar embarazada, que es el conflicto por ahora más grande, nació en un lugar donde ella no se siente parte“, comentó sobre las características del rol que le toca desempeñar en la tira.

“Y lo que me gusta es que viene a mostrar a la mujer en los años ’40 exactamente cómo era en ese momento. Que quería casarse, preocupada por su limpieza y por estar impecable, amorosa, sensible, todo lo que una mujer en ese momento quería tener”, resaltó, para luego referirse a cómo lamentablemente algunas cosas que tenían lugar en esa época se siguen repitiendo hoy en día, 80 años después.

“Está bueno este tipo de cosas, porque te hace reflexionar sobre cuántas cambiaron, cuántas no, y cómo la condena social generalmente es para la amante y no para el hombre.  Y hoy sigue pasando que muchas mujeres creen que necesitan de un hombre para tener un futuro”, destacó.

“Obviamente en el momento que estamos pasando hace que nos reeduquemos, pero es verdad que muchas cosas la base es como la misma. Yo trato de no juzgar y no hay que condenar tampoco. Todos necesitamos cambiar, y ya el hecho de que empecemos a reaccionar me parece que está buenísimo. También es parte de la historia de la humanidad, y de una sociedad que vaya cambiando, me parece que estamos en ese proceso”, sentenció.

Me encanta encontrar un personaje así. No voy a spoilear nada, pero le pasan un montón de cosas y para mí es un desafío enorme. Estoy muy contenta con la historia, me parece que todos los personajes están contados desde un lugar muy interesante”, se entusiasmó Candela, quien comparte la mayor cantidad de escenas con Malena Sánchez, quien interpreta a su hermana Francesca.

“Está buenísimo porque somos dos personajes muy diferentes, pero a la vez son hermanas, nacieron en el mismo techo, y en algún punto encuentran una conexión y saben cómo es el otro“, analizó.

“Yo tengo hermanas mellizas, son totalmente diferentes entre ellas y entiendo cómo es esa relación. En este caso no son mellizas, pero son hermanas que se hicieron juntas, a la par, viviendo los mismos momentos, y sin embargo son diferentes. Me parece que está bueno ver cómo son y cómo se quiere y se cuidan a pesar de sus diferencias”, agregó, para luego retomar el tema de su personaje.

“No quiero spoilear nada, pero básicamente el hecho de que su hija le oculte el embarazo me parece que denota un poco la poca comunicación que había en esa época entre madre e hija. Más allá de que esté embarazada, se lo oculta porque ese hombre no está con ella y es un cualquiera que la dejó embarazada”, explicó sobre cómo Anna le oculta su embarazo a Serafina (Julia Calvo), su madre en la ficción.

Me parece que está bueno que muestre a los hombres como eran en ese momento. Que sobreprotegía a la mujer, pero como para bajarla, para ponerla en un lugar menor, no sólo por el hecho de querer protegerla. Desde ese punto está bueno que la novela cuenta todo eso”, dijo al ser consultada sobre cómo la novela plantea una cultura machista que aún tiene algunos rasgos muy enquistados en nuestro país.

A la hora de responder qué cosas le dice la gente por la calle, sin lugar a dudas el pedido del público tiene que ver con Córdoba (Diego Domínguez), su vecino del conventillo perdidamente enamorado de ella. “Te digo que pegó mucho, es una de las cosas que me dicen por la calle, ¡¡¡¿por qué no le das bola a Córdoba?!!! (risas), muy cómico. Sí, obviamente, como en toda historia de amor en algún momento se encuentran”, contó entre risas.

“Me cuesta encontrarle un punto donde…Me parece que ella tiene el miedo al qué dirán, que es un poco más de la época, yo soy más lanzada. Quizás el lado coqueto que ella tiene, pero la verdad que me cuesta así, a simple vista, encontrar conexiones”, afirmó al ser consultada sobre si se veía parecida a su personaje.

“En realidad no estoy sorprendida porque cuando estábamos grabando, incluso cuando leía los libros, me parecía muy bueno lo que estábamos contando, pero obviamente que es una alegría enorme que el público la haya recibido de esta manera. No hay asado con familiares, no familiares, amigos, que no me comenten sobre la novela, y eso está buenísimo”, reconoció al ser consultada sobre si la había sorprendido el éxito de la tira.

“Sobre todo que es una novela para cualquier edad, a la gente más grande le gusta porque es de época, los jóvenes se enganchan con la historia de amor, está buenísimo y celebro que le vaya bien a una gran producción como ésta”, agregó al respecto la joven artista, quien si bien tiene apenas 27 años lleva un importante recorrido en el medio.

“Me gusta estudiar, hacerme más preguntas con respecto al personaje para entenderlo más. Disfruto mucho lo que hago, me encanta ir a grabar, y obviamente siempre buscando crecer y sobre todo disfrutar de la actuación”, comentó sobre su presente actoral.

Sin embargo, “culo inquieto”, como ella misma se define en su cuenta de Instagram, tiene un proyecto de teatro en camino, además de su propia marca de “cosas” (accesorios fundamentalmente) -como ella misma la define-. Todas actividades, en definitiva, que no le quitan tiempo para disfrutar de su relación con Andrés Gil, su novio desde hace más de tres años.

Sigo en pareja, nos amamos. No sé si me casaré algún día, no es algo con lo que sueño, pero bueno, en algún momento celebraremos nuestro amor“, concluyó.

Fuente: Infobae