El ex cura y padre biológico de Fernando Dente habló por primera vez en televisión y contradijo al actor

El padre biológico de Fernando Dente rompió el silencio (Video: “Los Ángeles de la Mañana”, El Trece)

“La situación no es fácil, ni simple. Es dolorosa”.

Fernando Onetto contó cómo conoció a Ada, la madre de los hermanos Dente y cómo comenzaron una relación cuando él todavía era cura: “Fue en la escuela y a través de la catequesis. En esa época, las madres le daban catequesis a sus hijos. En un momento apareció una historia personal y cuando eso se profundizó, yo tomé la decisión de querer llevar adelante ese proyecto y dejar el sacerdocio. Tuve que superar la dualidad y afrontar con toda sinceridad un proyecto de familia con ella. La idea era la unidad de mi vida y otro proyecto de vida”.

También explicó que cuando la relación con la madre de Fernando no prosperó porque ella se reconcilió con su marido y él igual dejó los hábitos y más tarde conoció a su actual mujer – “una persona maravillosa que enseguida conoció esta historia”- y tiene otros hijos, “a quienes educamos con la verdad“.

“La venimos llevando con mi familia, que siempre conoció esta historia. Pudimos llevar este proceso dialogando entre nosotros y apoyándonos mutuamente”, dijo cuando le consultaron sobre la repercusión de los dichos de Fernando Dente en Revista Gente.

Fernando Dente, el día después de revelar que su padre biológico es un cura (Video: “Intrusos”, América)

“La historia la cuenta Fernando. Al final, él tiene una versión del encuentro entre nosotros y yo no me reconozco en ese personaje. No soy yo”, sostuvo en una nota que dio a Los Ángeles de la Mañana.

Por su parte, destacó que “es una historia muy dura” para el actor. “Tiene que haber sufrido mucho. Ojalá que podamos charlar esto”, deseó el ex cura que tuvo una relación con la madre de Dente cuando la mujer estuvo en crisis con su marido, y padre de sus tres hijos mayores.

“Yo a él lo esperé con todo el amor y ese amor sigue estando dispuesto para que volvamos a charlar, y él lo sabe: donde yo estoy, tiene una casa. Cuando Fernando se acercó, estábamos dispuestos a recibirlo“, continuó Onetto.
Por otro lado, hizo un meaculpa sobre el vínculo que generó con su hijo desde que lo conoció: “Uno no es perfecto. Probablemente, no encontré la forma de comunicarme bien con él. No era fácil. Fue todo muy abrupto, pero no es así como está relatado. Pero como que habla de un extraño, aunque entiendo que es su manera de haberlo vivido”.

Por último, aseguró que no está en contacto con su hijo –“Hace unos años que no quiso hablar más conmigo”-, y que no tiene ningún reproche para hacerle. “Era difícil para él. Me arrepiento de muchas cosas. Mi vida está lejos de ser perfecta, no pretendo ser modelo para nada. Intenté ser fiel con mis sentimientos y comprometerme a fondo con ellos, pero seguramente no en lo que él necesitaba, por lo que cuenta”, concluyó Fernando Onetto.

Fuente: Infobae

A %d blogueros les gusta esto: