Stephi Rauhut: «Mis hijos me inspiran en la cocina»

Su carrera como modelo creció en paralelo con la de cocinera.Stephanie Rauhut (30) es una de las máximas líderes de opinión de nuestro país en materia gastronómica. La creadora del blog “Not Only Salad” (No solo ensalada) se convirtió en todo un fenómeno al compartir sus conocimientos de cocina aplica- dos a la vida cotidiana. Sus dos hijos,Ignacio (2) y Clementina (3 meses), se convirtieron en un pilar fundamental para inspirarla y convertirla en una mamá influencer.

—¿Cómo se hizo conocida al punto de lograr uno de los blogs de co- cina más populares de nuestro país?

—¡La pregunta del millón! No me considero conocida ni famosa, e in-cluso la palabra me pone un poquito incómoda. El blog fue creciendo poco a poco, con muchísimo trabajo tras bastidores, y cualquier imagen que se refleje hacia afuera es fruto en parte de mi trabajo, pero en gran medida, del entusiasmo que me genera ver las reacciones de mis lectores. El ida y vuelta con ellos es lo que más me ha ayudado a crecer.

—¿Por qué cree que tuvo tanto éxito?

—No hay una receta clara para el éxito. A veces no son las acciones grandes, como publicar recetas por ejemplo, lo que genera el impacto, si- no las sutilezas. A mí me gusta contestar cada una de las consultas que me llegan. Es como en la cocina, hay ingredientes principales, pero muchas veces son los pequeños detalles los que le dan vida al plato.

—¿Cómo organiza sus tiempos de trabajo siendo mamá?

—Trato de trabajar cuando ellos no están. Como adulto no me gusta proyectar la imagen de estar todo el tiempo mirando el celular, porque ellos aprenden por imitación, y no está bueno. Mi trabajo lo fui modificando gracias a mis hijos. Antes de que naciera Nachito me pasaba 12 horas parada en la cocina trabajando sin parar. Hoy aprendí a organizar mis días, sacar el mayor provecho de los ratitos libres, de captar mis horas de alto rendimiento, y de ahí en más, todo se fue encauzando mejor.

—¿Sus hijos la inspiran a la hora de cocinar?

—¡Claro! Principalmente porque cada día tengo que pensar comidas que sean ricas, sanas, pero que no requieran de horas de preparación. Tener a Ignacio y Clementina me ha ayudado a escribir recetas para las personas que están en la misma que yo, que vuelven del trabajo cansados pero que quieren preparar algo rico para su familia.

—¿Los incluye en la cocina?

—Desde que Nachi se pudo sentar, lo ponía en su sillita alta en la cocina al lado mío. Le iba contando lo que estaba haciendo, y apenas pudo ayu- darme, lo incluí en las pequeñas ta- reas. La cocina es tremendo lugar de aprendizaje, no sólo como herramienta para la vida, sino también de trabajar en equipo, aprender a tener pa- ciencia, de respetar los procesos para llegar a un resultado, y adoptar hábitos saludables de alimentación.

—Es toda una influencer en materia gastronómica y también como madre…

—Creo que como mamá una siempre trata de hacer lo mejor para sus hijos, sin buscar reconocimiento por ello. No me considero la mejor mamá del mundo pero me siento feliz con las decisiones que he tomado para estar más cerca de ellos, no perderme de nada y, aún así, seguir desarrollando mi carrera, cuidar de mí y de Nacho, mi marido.

—¿Cómo ve el auge de los programas de cocina como Masterchef?

—Creo que le hacen mucho bien a la gastronomía local, no solo para des- cubrir nuevos talentos, sino porque siento que el público se interesa más por el tema. Cuando empecé a estudiar, mis padres fueron abiertos y apoyaron mi elección no tan tradicional, pero hay mucha gente con un talento natural que queda por el camino por miedo a fracasar y por la supuesta “seguridad” de una carrera tradicional. La cocina está tomando el lugar que se merece y me encanta.

Nota publicada en CARAS Uruguay, en la edición de MAYO 2019, especial Día de la Madre.

Texto: Victoria Rapetti

Fotos: Sole Moldes

Fuente: Caras UY

A %d blogueros les gusta esto: