Martín Bossi continúa la preparación para “Kinky Boots”, su próximo espectáculo: “Estaba buscando un desafío”

Hace ya una década que sus espectáculos en la calle Corrientes son récord de taquilla y que el cartel de “localidades agotadas” se vuelve una saludable costumbre para él. Acaso por eso, Martín Bossi sintió la necesidad de apostar a un cambio respecto de lo que venía haciendo en el último tiempo.

“Yo vengo de hacer diez años consecutivos en calle Corrientes, estoy a dos semanas de terminar el Astral, muy feliz con el espectáculo, pero necesitaba cambiar este tipo de espectáculos, salir del papel del showman“, reconoció en diálogo con Teleshow el propio artista.

Estaba buscando un desafío, porque es muy peligroso sentirse cómodo, y yo ya me estaba sintiendo muy cómodo en teatro“, agregó al respecto sobre este nuevo y ambicioso proyecto, que cuenta con la producción de Ricky Pashkus, Florencia Masri, el Chato Prada, Federico Hoppe y Ezequiel Corbo, de Dabope Producciones, y tiene previsto su estreno para comienzos del 2020.

Se trata de una fábrica que cierra. Aparentemente, el yanqui que escribió esto debía estar viviendo en Glew (risas). Y también está el tema del género, de la cultura drag queen. Empecé a ver el espectáculo en Estados Unidos, me pareció de un nivel increíble, lo que se cuenta está buenísimo. Y entonces se dieron las condiciones para que yo pueda ponerme el proyecto al hombro”, subrayó.

Yo en mi vida vi un casting tan grande. Acá yo la veía de afuera, iba a cebar mate, inclusive me da gran admiración los actores cuando van a un casting se ven los sueños, las ganas. Yo también hago castings, y haré castings toda la vida porque soy parte de este negocio”, contó sobre el arduo trabajo que llevó la elección de los 25 nombres -luego se agregarán los de los roles principales- sobre un total de 750 aspirantes que quedaron de un total de 1600 inscriptos.

“Me encantó compartir con mis colegas, que tienen ganas de compartir el sueño conmigo. Disfruté mucho ver los talentos que hay en nuestro país, gente que generalmente no está en televisión y que va por el camino del estudio. Yo soy un fanático de la formación, no de lo inmediato”, resaltó, para luego centrarse en cómo será su preparación personal para este desafío.

“Estoy trabajando con un coach vocal, bailando con mi coach personal Antonella, haciendo baile con tacos, me voy a Estados Unidos un mes y medio a estudiar, para este personaje”, comentó.

“Como Florencia vive en Estados Unidos, me va a conseguir dos maestros de allá. Necesito de un trabajo intenso y de paso practico idioma. Voy a trabajar mucho en lo físico también, tengo que reducir la cintura al máximo. Aunque los Drag Queens son hombres vestidos de mujer la verdad que quiero tener una figura acorde, quiero estar lo más femenino posible“, reveló.

Con el cuerpo voy a hacer un trabajo especial, me voy a meter en el mundo Drag Queen. La idea es ir a shows, tener reuniones, conversar con ellos, ver qué piensan, cómo ven el mundo. Y sobre todo, teniendo en cuenta que hay toda una revolución con el tema del género y la deconstrucción, investigar si se sienten mujeres, se sienten hombres, un montón de detalles que quiero saber”, se explayó.

También es una buena oportunidad para homenajear a la mujer que uno lleva dentro. Si bien yo en mi elección particular tengo relaciones sexuales con mujeres, porque es lo que siento, no quiere decir que no tenga miles de mujeres adentro. Y, si me tengo que expresar como una mujer, creo poder hacerlo y rendirles un homenaje en este momento donde ellas están haciendo una revolución histórica y pidiendo igualdad“, comentó sobre la transformación que deberá experimentar sobre el escenario.

“Y también está la temática de los sueños, de la igualdad, donde se puede hacer catársis de esto que está pasando, que lamentablemente en nuestro país cierran muchas fábricas. Y donde hay una heroína que se llama Lola, que es un hombre Drag Queen, que intenta salvar esa fábrica”, agregó.

(Video Audiciones Kinky Boots)

“La comedia musical, si bien es conocida en todo el mundo, en la Argentina no tiene un grado de popularidad tan grande, tiene un límite. Entonces, el desafío nuestro es poder acercar a esa gente que vino a ver shows populares como los que yo hacía, poder acercar a Doña Tota, Doña Rosa, a mi mamá, mi tía”, se ilusionó.

“La historia para mí es tiempo de tomar un desafío, de perfeccionarme en baile, en canto, en un género que si bien lo vengo haciendo hace diez años, esto es otra cosa. Es compartir con un equipo, con una banda en vivo distinta, es un desafío que tengo que tomarlo, tengo que seguir aprendiendo, no puedo encasillarme ni encerrarme”, explicó, para acto seguido meterse de lleno en lo que representa para él este vuelco en su carrera artística.

No quiero ser despectivo ni políticamente correcto, pero no es el desafío más grande. El desafío más grande de mi vida fue irme de mi casa, dejar el tenis y empezar a actuar. A partir de eso todo fue un desafío grande, con distintas etapas. Yo estaba en el Velma Café y un día mi socio me dijo ‘vamos a calle Corrientes’, un día me saqué las máscaras y empecé a hablar con la gente haciendo stand up como estos espectáculos que hago. Entonces digo, es un gran desafío pero no el más grande”, analizó.

“Yo creo que es un gran regalo, porque si bien voy a exigirme mucho para mí es un lindo mimo y una vacación hermosa. Inclusive, si bien yo soy re competitivo y voy a morir para que entre gente, si me tengo que tirar del Obelisco vestido de Lola lo voy a hacer, el desafío más grande es ser productor durante diez años en nuestro país, manteniendo 70 familias como en el caso de Bossi Master Show”, resaltó.

Parece una frase hecha, pero me siento en el mejor momento de mi vida. Creo que cuando uno llega a los 38, 39, yo ahora tengo 44, empieza como a sanar, a entender. Yo creo que la vida es un gran ensayo, yo ensayé durante 38 años y ahora estoy disfrutando de esta gran obra de teatro que es la vida“, describió sobre este presente que le toca vivir tanto en lo personal como en lo profesional.

“Entendí todo con respecto al medio, me ubiqué en el lugar que me quería ubicar, soy una persona que trata de estar al margen de mucho del show business que a mí mucho no me gusta. Prefiero estar estudiando piano, o compartiendo con mi familia antes que ir a los eventos y las fiestas de las revistas”, comentó.

(Video Audiciones Kinky Boots)

“Lo que elegí del medio es solamente el escenario, y lo otro trato de enfocarme en dosis, trato de hacer lo necesario. Y estoy sano, tengo a mi familia, tengo a Dios en mi corazón y la gente por la calle que me dice “hola Martín””, agradeció sobre su actualidad, para luego profundizar sobre lo profesional.

En lo profesional me agarra en un momento decisivo también. Yo amo este país y es mi fuente de trabajo principal, pero ya estoy arrancando a programar giras por Puerto Rico, Costa Rica, haciendo televisión, por España, en el medio de los ensayos de Kinky Boots voy a estar viajando un poco a seguir con esta historia que es llevar mi laburo por otros lugares también”, comentó.

Como persona me gustaría seguir siendo feliz, llegar al borde. Cuando tenga 90, 100, y me tenga que ir de este mundo y me encuentre con el Flaco, con Dios, que me diga “Loco, la aprovechaste, te felicito”. “Fuiste el mejor futbolista que pudiste, el mejor tenista, el mejor actor que pudiste, el mejor amante que pudiste, el mejor amigo”. Entonces, ése es mi objetivo, ser el mejor que yo pude ser en todo”, se refirió al ser consultado sobre qué sueña para el resto de su vida.

“Y en lo profesional, poder seguir haciendo espectáculos o situaciones con respecto al arte, dándole a la gente cosas, poder brindarme con mi arte, con mi laburo, cambiarle el estado de ánimo, hacer preguntas en voz alta, dejar obras, películas, cosas en YouTube, sketchs que la gente los pueda recordar toda la vida y que cuando estén aburridos o deprimidos puedan apretar play y reírse un poco”, concluyó.

Fuente: Infobae

A %d blogueros les gusta esto: